Sobre el chiste de que te la pasás comiendo en cuarentena

María Elena Fontana, médica especialista en nutrición de Psiclo, explica los secretos del hambre y advierte que no necesariamente hay que ganar peso. También ofrece pautas para que comer en cuarentena sea saludable.

Este tiempo de cuarentena, incertidumbre, aislamiento y estrés colectivo, es una situación compleja no solo para quienes padecen trastornos de la conducta alimentaria, sino también para la mayoría de las personas.

La conducta alimentaria está íntimamente relacionada con las emociones de tristeza, aburrimiento, miedo, decepción, enojo, desesperanza, y también, de alegría.

El hambre no es solo un estado fisiológico de necesidad de nutrientes. Existe, además, el hambre emocional, que está relacionado directamente con sentimientos que no siempre podemos identificar y que buscamos calmar con comida.

Desde temprana edad, en nuestro cerebro han quedado huellas de circunstancias en que frente a sentimientos de malestar, incomodidad o dolor fueron compensados con comida. Por lo tanto, en esta coyuntura de pandemia de Covid-19 y cuarentena, es importante gestionar e identificar emociones cada vez que estemos por abrir la heladera o por buscar algo para “picar”.

El hambre hedónico es otro tipo de necesidad emocional que influye en la conducta alimentaria. Se trata de cuando evocamos comidas puntuales muy placenteras o, como lo llaman algunos, cuando tenemos un “antojo” de algo específico. En estos casos, aunque hayamos comido suficiente, ¡siempre aceptaremos comer ese “algo” que nos encanta! Por ejemplo: chocolate, un postre que hacía mi abuela, queso especial, bombones, etc.

Es importante saber que no necesariamente vamos a ganar peso por estar en cuarentena o permanecer dentro de casa.

 

Claves para evitar el derrape

Sostener hábitos como el ritmo del sueño, horarios de comidas, respetar porciones, realizar actividad física (en el caso de quienes no tienen impedimento para hacerlo) 45 minutos, 3 veces por semana, haciendo lo que más nos guste, como bailar, clases de yoga, zumba o cualquier actividad de movimiento que resulte placentera.

  • La actividad física activa el metabolismo y mejora el estado de ánimo.

También es importante no pasar largas horas en la compu o en la cama. Cada hora cambiar de posición, de lugar de la casa, realizar algún movimiento de estiramiento… simplemente romper el sedentarismo prolongado.

Tips en un recuadrito

  • comer ordenadamente, respetar porciones adecuadas, evitar el picoteo
  • identificar y gestionar emociones diferenciando los distintos tipos de hambre
  • tomar el aburrimiento como oportunidad de creatividad, de pensar y generar cosas nuevas
  • cortar con el aturdimiento digital
  • respetar horarios del sueño
  • moverse moderadamente
  • animarse a preparar todo tipo de alimentos; cuanto más variados, mejor

Esto ayudará a sobrellevar el periodo de cuarentena de una manera adecuada y a mantener el equilibrio físico y psicológico.

#Nutrición #sobrepeso #obesidad #TCA #PsicloParaEstarBien

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s