“El Congreso Internacional de la Lengua Española nos inspira”

Presentamos cuatro poesías de pacientes del Programa de Rehabilitación de Desórdenes Alimentarios, que reúnen múltiples miradas del proceso terapéutico grupal.

Se trata del  trabajo del grupo externo “de las 17”, coordinado por la Lic. Florencia García Reynoso.

Dice la psicóloga:

“En el juego de palabras y silencios se enlazan las tramas subjetivas, dando forma a una nueva mirada de lo cotidiano, a través de la creación colectiva”.

Aquí las poesías:

Vibrando en amarillo

Matando mi ser,

aniquilándome en vida

descuidando mi esencia, mis raíces, mi pasado

y toda mi historia.

 

VIOLETA

 

Intensa, violeta como la noche

desesperanzada quizás,

sintiendo que no  quería perderte

abrazándote para que no te vayas de mí.

 

ABUELA

Me encontré temiéndole al beso,

Al paso del tiempo, a la oscuridad

Y de pronto un dado cae

Y todo se vuelve naranja.

 

USTEDES

 

Comienzo a nadar

perdiendo el control

dejando de ser perfecta

gupsi  gupsi

mi cabeza se abrió

 

Brillo en amarillo

vibrando fuerte,

siendo yo y escuchando

una voz que me dice

“Sigue siempre hacia adelante”

Equilibrio

Un hombre desaparecido

con miedo a no ser libre

condenado por la mirada del otro

volviéndose sensible y exigente

poco amable con su forma y esencia

perdiéndose a sí mismo

queriendo ver la luz del sol otra vez.

 

Y, aunque con toda su fuerza

vuelve a ponerse sus zapas rojas,

las que lo llevan por donde quiere con actitud empoderante,

su ansiedad y miedo a quedarse solo en la vida

lo hacen sentir

que cae en picada por una cumbre

como en una película de terror,

dejando de creer nuevamente que lo puede lograr…

De repente

 el sonido de un alarma

le devuelve la tranquilidad

de haber reencontrado su orden

recordando que no todo es siempre

blanco o negro

sino que puede mantenerse en un gris…

Simpleza

Sonando estaba mi cajita musical,

que me lleva

a ese día gris de soledad, donde el caos y el miedo a perderme

ocupaban todos mis pensamientos…

 

Aquí y ahora,

aroma, olor a verano…

ansiedad y ganas de verlo,

no puedo creerlo,

hoy por fin, estaré tomando un  café con Alfredo…

 

Solo nos separan unas horas de avión

Y yo, aunque escapándome de ese alguien que me persigue,

Solo deseo disfrutar de la vida y de las cosas simples…

Entonces

Llueve afuera, llueve adentro

¿Por qué busco permanecer seco?

Si puedo fluir…

Entonces…

 

Vainilla, perro, pájaro

¿Dónde carajo encajo?

Encajo… encajo…

 

Todo este océano,

El mío, el tuyo, el nuestro

Encajarlo

Comprimirlo

Reducirlo…

Seria todo lo contrario a expandirse…

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s