Estrés y cosas buenas de la #cuarentena

En forma abrupta, desde el 20 de marzo, cambió nuestra cotidianidad y los motivos de estrés.

Observamos en pacientes y en el entorno que:

  • La convivencia familiar sostenida y, sobre todo, en espacios reducidos, genera problemas en los vínculos. Un ejemplo es la disputa por el uso de los dispositivos (computadora, notebook, etc.) que permiten estar online para trabajar, tener clases o distraerse.
  • La permanente adaptación a la nueva realidad, con modificaciones e incertidumbres en la medida en que se prolonga la cuarentena. En general, el paso de una cotidianidad organizada a otra que se va construyendo, demanda mucho esfuerzo y flexibilidad para continuar con las actividades necesarias y posibles.
  • Flujo de ingresos: para muchas personas, el sostén económico disminuyó o se interrumpió. Evidentemente, esto provoca ansiedad y angustia.
  • Temor por adultos mayores: se percibe más miedo a perder seres queridos de edad avanzada.

A pesar de todo esto, ¿hay algo positivo de la pandemia de Covid-19?

Hemos relevado, por ejemplo, que en muchos casos las personas ordenaron sus comidas y tienen una rutina saludable.

Otras se dieron cuenta de que el trabajo a distancia les implica menos gasto y pérdida de tiempo en traslados.

#QuedateEnCasa #SaludMental #anorexia #bulimia #sobrepeso #obesidad

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s