“Hemos explorado mis fibras más íntimas y estoy preparada para un nuevo camino”

Naty termina su tratamiento después de años de trabajo clínico, psicológico y psicofarmacológico. Es una paciente extremadamente resiliente y fuerte. Gran parte de su proceso tuvo que ver con recuperarse de una bulimia purgativa muy severa, pero también con su elección de vivir y de ayudarla a encontrar una estabilidad emocional esquiva durante gran parte de su vida.

Encontrar y construir esa estabilidad fue un proceso largo, difícil y doloroso por momentos.

Hoy, con esos objetivos cumplidos, la paciente transitará un nuevo proceso hacia una cirugía bariátrica con el fin de disminuir el riesgo metabólico asociado a su sobrepeso y llegar a un peso saludable que le permita una mejor calidad de vida.

El mejor camino a veces no es el camino perfecto, sino el camino posible.

Estamos felices de haberlo transitado junt@s.

¡Toda la alegría y toda la vida por delante, querida Naty!

Equipo de tratamiento: Florencia Pereyra, psicóloga / Paola Amaya psiquiatra / Paula Hernández, medica clínica / Florencia García Reynoso, terapeuta de grupo / Julieta Costamagna, acompañante terapéutica.

TESTIMONIO:

“Hace años que me imagino este momento, así…, con un discurso escrito y con la emoción de cumplir un objetivo.

“El proceso fue duro, intenso y difícil. Hemos explorado mis fibras más íntimas, no quedó nada y estoy muy orgullosa por eso.

“En lo que respecta al tratamiento pienso: ¿cómo resumirlo?, ¿cómo detallar lo transcurrido a lo largo de tantos años?, ¿cómo explicar lo vivido? Difícil, me lo guardo para mí junto con mi equipo.

“Bulimia, bipolaridad, alcoholismo y fallecimiento de mamá, exceso de peso, situaciones aberrantes, internaciones…, todo junto es un montón y sí, es un montón. Imagínense lo difícil que es contarlo y tratar de que mi círculo de pertenencia lo entienda.

“Pudimos con muchas cosas y vuelvo a decir, estoy orgullosa. Con otras, si bien no pudimos, me llevo la concientización de seguir intentándolo en beneficio de mejorar mi calidad de vida.

“Transité el tratamiento con mi familia a distancia. Fue duro, les confieso que muchas veces los necesité pero nunca me sentí sola, encontré siempre contención, nunca me faltó una oreja, un abrazo y nunca faltaron las respuestas a mis mensajes.

“Conocí personas maravillosas, compañeras y compañeros de gran valor y no solo eso, tuve la bendición de establecer relaciones de amistad: Laura, Nahir, Vicki, Fivi, Delfi, GRACIAS por acompañarme en este proceso y por formar parte de mi vida. Carola y Ángel, dos de fierro, incondicionales, siempre al pie del cañón, siempre dispuestos, siempre acompañándome en las buenas y en las malas, siempre, GRACIAS por eso. Gordo, llegaste al final del proceso y aunque no lo creas te tocó lo más llevadero, el equilibrio, sé que te cuesta, sé que a veces es mucha información y mucho pasado, pero bueno…, todo eso hace a la persona que soy hoy.

“Trabajé, acepté, procesé, asimilé, tuve paciencia y confié.

“Son muchos los profesionales a los cuales quiero agradecer, a todo el Staff de Psiclo, a todos y a cada uno, psicólogos, médicas, psiquiatras, acompañantes terapéuticos y Vale: GRACIAS.

“Deseo esté presente mi equipo de trabajo: Paula (mi médica especialista en nutrición), Paola (mi psiquiatra), Flor (mi psicóloga), Juli (acompañante terapéutica y psicóloga grupal) y Flor (psicóloga grupal). Sin ustedes no hubiese podido llegar, tan agradecida estoy que no encuentro palabras ni expresión para transmitirles. Contención, compromiso, afecto, profesionalismo, dedicación, tiempo, calidez humana y por qué no… cariño. Gracias desde lo más profundo de mi corazón.

“Flor, por dónde empezar. Pasé por muchos consultorios psicológicos, lo máximo que duré fueron 3 meses. Te conocí de manera particular. Pasado un tiempo de sesiones, el tema de consulta se equilibró y la última sesión recuerdo que me recomendaste abordar lo alimentario, seguramente olfateabas algo…, te dije que no era el momento.

“Pasó el tiempo, acudí a vos para una opinión acerca de la cirugía bariátrica, obviamente me dijiste que no lo creías adecuado en ese momento y bueno…, ahí arrancamos.

“Primero lo primero: con toda la intensidad que soy capaz de ser, y sabes que es mucha, te digo ¡GRACIAS!

“Son tantas, tantas, tantas las cosas que pasamos…, es una locura de temas abordados.

“Siempre confiaste en mí, me lo hiciste sentir, confiaste más vos en mí que yo. Muchas veces no pude ver el Norte, y con solo mirarte y preguntarte dónde estaba me orientabas y guiabas. Todo fue a su debido tiempo, por momentos hubo que poner pie en el freno y por momentos en el acelerador, siempre respetaste mis tiempos.

“Sos humana, profesional y buena persona, contenedora y empática, recta y respetuosa; podés ser inflexible, gracias a Dios lo comprobé muy poquitas veces.

Nunca fue una carga la terapia, más bien era un oasis en el desierto, durante muchos años esperaba el día programado con ansiedad de saber que iba a tener mi espacio para poder hablar. Al día de hoy lo sigo necesitando pero de otra forma.

“No quedó nada en el tintero, hoy abordamos el hoy y eso es maravilloso. La sensación de sentirse libre de mochilas es asombrosa, no podemos olvidar el pasado, lo que sí podemos es aprender a convivir con él y eso lo aprendí como una ley.

“Gracias a la Flor psicóloga, pero también gracias a la Flor madre, hermana y los múltiples roles que has desarrollado en mi tratamiento. Gracias por tu paciencia, la cantidad de mensajes que te escribí son innumerables dada la gran necesidad de apoyo y comprensión que tenía, gracias por tus devoluciones.

“Es muy difícil no crear un vínculo afectivo con la gran carga emocional que manejamos, lo tratamos bien, por suerte nunca me confundió y siempre entendí nuestra conexión.

“Te quiero mucho y desde ese lugar te digo que tu abrazo de fines de sesiones era como una inyección de fuerza, cariño y alivio en aquellos momentos oscuros y desesperados, gracias.

“Estoy muy emocionada por poder decirles que cumplí mi objetivo y que hoy me siento preparada para comenzar un camino distinto; a mi círculo íntimo y a mi equipo de trabajo les digo gracias por acompañarme y ayudarme a lograrlo.”

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s