Mesa servida con platos, vasos y cubiertos para varios comensales

No hay cura mágica

La bulimia y la anorexia no tienen una cura repentina ni milagrosa que haga desaparecer la enfermedad de un día para otro.

Solo hay pequeños pasos hacia adelante; días más fáciles; una sonrisa inesperada… ? y un espejo que no importa más.

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s