El comer AMABLE

Lo que te gusta está hoy, mañana, más adelante.

Las palabras “dieta” y “adelgazar” no suenan amigables. Más bien, llevan la carga de una sumisión a lo prohibido.

Manos a la obra con tu comer amable:

  • Evitá el placer inmediato.
  • Recordá que lo que te gusta y no comas, lo podrás elegir otro día.
  • No ingieras criollitos como si fuera el fin del mundo.
  • Colocá los cubiertos sobre el plato mientras masticás. Los alimentos siguen allí para el próximo bocado.
  • Date tiempo para masticar y deglutir. Así vas a sentir saciedad y no será necesario que ingieras todo si no tenés más hambre.

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s