Paremos el estigma de la gordura

La idea cultural de que la belleza, la salud y el bienestar general van de la mano de cuerpos delgados y estilizados, impone hacer dietas y rechazar a la gente que no entra en esos parámetros.

¿Qué hacer en casa para que la comida y la delgadez no sean una obsesión?

  • No dieta: nadie en el hogar debe hacer dietas restrictivas.
  • No a la vigilancia y la selectividad obsesivas: tener una amplia variedad de alimentos saludables, sin restricciones ni persecuciones.
  • No “bullynear”: hay que evitar hacer bromas o criticar el cuerpo de otra persona de la familia o del entorno, ya sea una celebridad o quien fuere.
  • No idealizar un tipo de cuerpo: dejar de lado comentarios sobre “cuerpos perfectos”, evitar elogios por la pérdida de peso, y tampoco discutir sobre métodos para adelgazar.
  • Si hay balanza, que no se note: si alguna persona de la casa se pesa constantemente, es recomendable que desaparezca la balanza.

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s