“¿Cómo puedo ayudar a una persona con anorexia o bulimia?”

No pienses que lo hace por gusto, capricho, moda o snobismo. Detrás de los trastornos de la conducta alimentaria (#TCA) hay un importante desajuste emocional producido por problemas psicológicos, familiares, personales, por situaciones de trauma infantil o adolescente, que tienen consecuencias en todo el cuerpo.
 
No te preguntes cómo pudo pasar, no juzgues, no retes, no critiques, no castigues.
 
No pienses que es un problema pasajero ni que se cura solo. Es preferible consultar con tiempo para evitar que avance la enfermedad.
 
La comunicación es imprescindible.
 
Acercate a tu hij@, amig@, conocid@ y proponele hablar.
 
Tratá de habilitar espacios para que exprese todo lo que siente, inclusive lo muy feo o muy triste.
 
Si advertís que habla con “amig@s” que le dan pautas para adelgazar o no comer, intentá mostrarle que esas conductas no son buenas ni saludables y que las personas terminan mal.
 
El apoyo familiar es fundamental en la detección y tratamiento de estos trastornos.
 
L@s amig@s también colaboran y es importante que traten de orientar hacia instituciones o personas que puedan ofrecer atención especializada.
 
La ayuda se basa en lograr que esa persona acepte tu apoyo y en buscar atención profesional.
 
Es necesario que el equipo profesional tenga formación y experiencia en el tratamiento de los TCA.
 
No hay que dejar pasar los primeros indicios de la enfermedad, porque mientras antes se asuma el problema, más rápida es la recuperación del paciente.
 

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s