Abrazarse, camino de recuperación de anorexia

En estos tiempos donde los abrazos parecen imposibles, hay pacientes que eligen abrazarse a sí mismas para salir del sufrimiento y recuperarse, porque abrazarse a sí mismas es abrazar al mundo entero que las rodea.

“Abrazarse. Abrazarse y elegirse. En el momento más oscuro de mi vida me vi obligada a mirarme, a enfrentarme conmigo misma, y la gente no paraba de decirme que me abrace y que me elija, que eso haría que todo estuviera bien, que yo me sintiera mejor; mentira, pensaba yo, ellos quieren sacarme de mi “estilo” solo porque es diferente al suyo.

Con esa idea me pasé mi primer año de tratamiento, pero sin darme cuenta, día a día, de la mañana a la noche, yo estaba cada vez más aferrada a la vida, a mi vida, todo en mí quería luchar cada vez más fuerte para que el infierno que yo estaba viviendo (también conocido como anorexia) se acabara, y así lo hice, unas veces con la cabeza bien alta y los brazos en guardia, otras, debilitada y llevada por mi familia, por mi terapeuta, por el grupo, por mis amigas. La verdad es que cada vez que me enfrentaba con mi enfermedad y le ganaba, me sentía como un bonsai reviviendo, dejando caer sus hojas secas y habilitando su tronco para nuevos brotes, verdes, intensos, buscadores del sol.

Ese bonsai sigue creciendo y hoy ya es un arbolito que en sus primaveras, sabe dar flores y en sus otoños deja ir aquellas hojas que no le sirven más, pero cuida con todas sus fuerzas a las más verdes, para que no se pongan marrones antes de tiempo.

Y con esta metáfora del bonsai represento mi lugar en la vida hoy, mi lugar en el tratamiento, que aún sigue y me ayuda a crecer. Hoy soy ese arbolito en crecimiento, me abrazo y me elijo, reconozco y llevo en mí mis batallas, las que me hicieron ser quien soy. A partir de ahí, puedo ser para el mundo.

#anorexia #TCA #TCArecovery #SaludMental #PsicloParaEstarBien

 

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s