¿Cómo procesamos la info de la imagen corporal?

¿Adecuadamente a la realidad o distorsionamos la mirada sobre nosotr@s mism@s?
Hay una “docena sucia” de distorsiones cognitivas.

No hay un pensamiento único, pero sabemos que es posible que tengamos una idea errónea cuando se trata del procesamiento de la información sobre el cuerpo, la imagen corporal, entre otros aspectos.

Existe lo que se denomina “la docena sucia” y hace referencia a las distorsiones cognitivas sobre la imagen corporal que analizó el psicólogo Thomas F. Cash. Son como un filtro mental que empaña la realidad.

Aquí la descripción de cada distorsión:

  • La bella o la bestia. ¿No hay grises? Es un pensamiento binario que lleva a “soy lind@ o soy fe@”, “tengo el peso que quiero o soy gord@”.
  • El ideal irreal. Los sentimientos de fealdad aparecen al compararse con los ideales que la cultura y la sociedad imponen en un momento. “Tengo que ser como la chica de la publicidad”.
  • La comparación injusta.Cuando la persona se compara solo con quienes poseen las características que le gustaría tener.
  • La lupa.La mirada se centra única y detalladamente en las partes que se rechazan. Por ejemplo: «Con estas caderas no puedo ir a ninguna parte».
  • La mente ciega.Cuando a las partes más atractivas del cuerpo las minimizás o ni las ves.
  • La fealdad radiante.Todo termina siendo horrible cuando la crítica sobre distintas partes del cuerpo no se detiene y se convierte en una bola de nieve. Y sí, luego de eso, la mente dice que la imagen corporal no está buena para nada.
  • El juego de la culpa.La apariencia es culpable de cualquier problema, insatisfacción, fallo o desengaño, aunque no haya ninguna relación.
  • La mente que lee mal.Existe el convencimiento de que la conducta de la gente (lo que leemos o interpretamos) es en respuesta a algún desajuste de nuestro aspecto corporal. Por ejemplo: “No me mira por mi peso” o “No voy a conseguir pareja por mi sobrepeso”.
  • La desgracia reveladora.Predecir desastres por culpa de la apariencia: «Siempre fracasaré porque no soy lo suficientemente bonit@».
  • La belleza limitadora.Cuando se plantean ciertos requisitos que hacen imposible realizar determinadas acciones o conductas: «No pienso ir al gimnasio a perder peso hasta adelgazar» o «No puedo ir a esa fiesta si no pierdo diez kilos».
  • Sentirse fe@.Implica convertir un sentimiento personal en una verdad absoluta. El que una persona se sienta fea no quiere decir que lo sea ni que los demás lo piensen.
  • Reflejo del mal humor.Atribuir al propio cuerpo el malhumor o la preocupación por cualquier acontecimiento. Un día en que el estrés estuvo a full, un examen difícil, un disgusto con una amiga o persona que nos atrae son, en realidad, la causa del mal humor, pero acaba achacándose a algún aspecto de la apariencia.

#ImagenCorporal #DistorsiónImagenCorporal #DistorsiónCognitiva #Obesidad #anorexia #bulimia #TCA #RecuperaciónTCA #PsicloParaEstarBien

Generamos cambios junto a l@s pacientes

Contacte con nosotr@s